Menopausia

Definición

La menopausia se define como el cese permanente de la menstruación y viene provocada por la detención en la producción de hormonas (progesterona y estrógenos) que regulan los ciclos menstruales. Con la menopausia, los ovarios dejan de funcionar, inician un proceso de regresión, por lo que la mujer deja de ser fértil.

Por lo general, la menopausia se instala, por término medio, entre los 49 y los 50 años, aunque hay excepciones:

Menopausia precoz: si se instaura antes de los 40 años (países subdesarrollados donde prima la desnutrición, tabaquismo…)

Menopausia tardía: si se produce después de los 55 años.

Su aparición está influida por factores hereditarios, psíquicos y económico- sociales.

El mayor promedio de años de vida de la mujer va acompañado de una prolongación de la madurez sexual  y la menopausia se va presentando en edades cada vez más avanzadas.

El último sangrado es precedido por el climaterio, que sería una fase de transición entre la etapa reproductiva y no reproductiva de la mujer. Este proceso se inicia varios años antes del último periodo, cuando el ciclo empieza a ser menos regular.

Menopausia y climaterio

La menopausia constituye el signo más llamativo del climaterio.

Permite dividir el climaterio en dos periodos:

Periodo premenopáusico: es el tiempo transcurrido entre el comienzo de la disminución de las funciones ováricas y la última menstruación.

Periodo posmenopáusico: es el tiempo transcurrido entre la última regla y el cese definitivo de la función endocrina del ovario.

Síntomas relacionados

Este cambio importante en el cuerpo de la mujer lleva generalmente asociados una serie de signos y síntomas que resultan bastante molestos: sofocos y sudor, nerviosismo, irritabilidad, trastornos del sueño, humor depresivo, ansiedad, dificultad de concentración, cansancio, dolor de cabeza… Y más a largo plazo: sequedad vaginal, dolor en las relaciones sexuales, sequedad en piel y mucosas, se debilitan cabello y uñas y, en algunos casos, aumento de peso y redistribución de la grasa corporal con tendencia a acumularse en el vientre.

Otros síntomas de mayor gravedad pueden ser:

  • La osteoporosis, la disminución de la masa ósea con un aumento del riesgo de fracturas.
  • Aumento también del riesgo de enfermedades cardiovasculares, es decir, tendencia al aumento de los niveles de colesterol, aumento en la tensión arterial y  trastornos circulatorios.

Tratameintos

En principio, cualquier mujer en edad menopáusica es candidata a recibir THS ( Tratamiento Hormonal Sustitutivo) siempre y cuando sus beneficios superen sus posibles riesgos. En cualquier caso, esta valoración y la posterior administración o no de la THS debe realizarla siempre un médico especialista de la mujer.

Sin embargo, para aquellas mujeres en las que este tratamiento no es adecuado, existen tratamientos alternativos: los complementos alimenticios, los tratamientos homeopáticos, fitoterapia y los aceites esenciales, que pueden constituir una serie de buenos productos naturales para combatir los efectos derivados de la menopausia.

 

  • Como  complementos alimenticios se recomiendan aquellos ricos en calcio, hierro, vitamina D, omega-3, antioxidantes y magnesio.
  • Es aconsejable también llevar un estilo de vida lo más saludable posible. Practicando algo de deporte, ya que la menopausia conlleva un alto riesgo de padecer osteoporosis y aumento de peso. Gracias al ejercicio trabajamos las articulaciones y prevenimos el sobrepeso.
  • También hay plantas muy utilizadas en el tratamiento de estos trastornos. Se trata de plantas ricas en fitoestrógenos , que reemplazan o disminuyen el uso de hormonas de sustitución, y que anulan o disminuyen los síntomas negativos de la menopausia.

Una planta para cada síntoma

Sofocos: la soja, que es la más conocida de las plantas con esta propiedad, y la cimicífuga, también altamente eficaz en el alivio de los sofocos por su contenido en fitoestrógenos.

Ansiedad, irritabilidad e insomnio: la planta más popular es la valeriana,  ya que mejora los estados de nerviosismo, tensión e insomnio. La amapola de California y la tila  también pueden ser de gran utilidad.

Dolores osteomusculares: el harpagofito es muy útil por su   acción antiinflamatoria y analgésica

Sobrepeso:  el té  verde  y  alcachofa ayudan a controlar el peso.

Envejecimiento de la piel:   onagra o prímula  es eficaz en el tratamiento de trastornos cutáneos, procesos inflamatorios crónicos y previene el envejecimiento dérmico.

Conclusión

La menopausia no es una enfermedad, es una etapa más de la vida de la mujer, y su sintomatología se puede paliar con buenos hábitos y el tratamiento adecuado.

Durante este periodo son imprescindibles las revisiones ginecológicas.

La terapia con plantas  - fitoterapia- puede ayudarnos para aliviar un amplio grupo de síntomas en la menopausia, teniendo en cuenta siempre las posibles interacciones entre éstas y otros fármacos que pueda tomar la paciente.

Siempre es necesario  consultar al médico o al farmacéutico. 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-Osteoporosis

-Hipertensión

-Arrugas, cómo prevenirlas y combatirlas

-La salud a partir de los 60 años

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.