Caspa o pitiriasis

¿Qué es?

La caspa (Pitiriasis Simplex o Furfurácea) es la formación excesiva de costras de piel muerta formada en el cuero cabelludo. A pesar de que es normal que las células de piel se mueran y formen hojuelas, algunas personas, ya sea crónicamente o como resultado de ciertas dolencias, experimentan una cantidad anormal de éstas, lo cual suele ser acompañado de prurito, enrojecimiento e irritación. La mayoría de los casos pueden ser tratados con un champú especial o con remedios caseros comunes.
La caspa también puede ser un síntoma de  seborrea,  de psoriasis,  de micosis o de pediculosis.


Causas

A medida que crece la piel, las células epidérmicas son empujadas hacia afuera, donde acaban por morir y caer como hojuelas de la cabeza. En la mayoría de las personas, estas hojuelas son demasiado pequeñas como para ser visibles. Sin embargo, ciertas condiciones pueden causar que el ritmo de cambio de las células sea inusualmente veloz. En las personas con caspa, las células de la piel pueden morir y ser reemplazadas aproximadamente una vez cada dos semanas; al contrario de personas sin caspa, en quienes tarda alrededor de un mes. El resultado es que las células muertas caen en bloques grandes que aparecen como pequeños trozos o manchas grisáceas en el cuero cabelludo.
La caspa es comprendida como el resultado de una combinación de factores. De éstos, sólo algunos han sido investigados en profundidad.
La causa más común de la caspa es un hongo denominado  Pityrosporum ovale. Este hongo se encuentra naturalmente en la superficie de la piel, tanto de personas saludables como de aquellas personas  con caspa. El hongo metaboliza la grasa humana, resultado secundario que puede resultar  antihigiénico.
La caspa leve también  puede ser causada por glándulas sebáceas sobrerreactivas.
Otros factores incluyen alergias a alimentos, transpiración excesiva, el uso de jabones alcalinos, micosis – infecciones por hongos- y estrés. Incluso las diferencias entre las estaciones del año pueden contribuir al problema: los inviernos fríos y secos pueden originar caspa o empeorarla. Los síntomas de la caspa también pueden ser agravados por exposición al polvo, la luz ultravioleta, champús demasiado fuertes y tintes para el cabello.


Tratamiento

La caspa varía de una persona a otra. Puede ser necesario probar varios champús con ingredientes activos diferentes (sulfuro de selenio, alquitrán, ácido salicílico, piritionato de zinc, ketoconazol). Además, un individuo puede encontrar que alternar entre diferentes tratamientos sea más útil que aplicar productos con el mismo principio activo, ya que puede volverse menos efectivo con el paso del tiempo.
Los medicamentos específicos de elección actualmente más usados son los que contienen el ketoconazol como principio activo, aunque el alquitrán de hulla y otros champús pueden elegirse como primer intento contra las formas más leves.

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-Caída del cabello

-Cabello graso

-Cómo conseguir un cabello sano

-Cuidados y hábitos del cabello

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.