Artrosis

Artrosis

Definición

La artrosis es la desaparición gradual del cartílago que protege las articulaciones, permitiendo  que ésta se mueva suavemente y sin problema alguno.  El cartílago también absorbe el golpe cuando se ejerce presión sobre la articulación, como sucede cuando uno camina. Sin la cantidad de cartílago no es suficiente, los huesos se rozan, causando dolor, inflamación y rigidez.

 

Causas

Entre las causas más comunes podemos encontrar:
• Una enfermedad autoinmunitaria.
• Fractura en los huesos.
• "Desgaste y deterioro" general de las articulaciones.
• Infección, generalmente por bacterias o virus.
 

Otros factores predisponentes son: sobrepeso, edad, sexo, la falta de vitaminas C y D, traumatismos como esguinces y fracturas y el deporte frecuente.
 

La artritis afecta especialmente a las articulaciones de los dedos, las caderas y las rodillas, y aumenta su frecuencia con la edad. Las mujeres, a causa de la menopausia, son más sensibles.
 

Síntomas

La artritis causa dolor, hinchazón, rigidez y movimiento limitado en la articulación.
Los síntomas que pueden experimentar las personas que padecen artritis son:

• Dolor articular.
• Inflamación articular.
• Disminución de la capacidad para mover la articulación.
• Enrojecimiento de la piel alrededor de una articulación.
• Rigidez, especialmente en la mañana.
• Calor alrededor de una articulación.
 

Consejos prácticos

El objetivo de los posibles tratamientos es reducir el dolor, mejorar la función y prevenir un daño articular mayor.
Lo imprescindible es cambiar el estilo de vida:

• Practicar ejercicio con regularidad: su equipo médico puede ayudarle a diseñar un programa de ejercicios en función a sus necesidades.
• Dormir bien: dormir de 8 a 10 horas cada noche y hacer siestas durante el día puede ayudar a recuperarte más rápidamente.
• Conducta postural: evita permanecer en una posición durante mucho tiempo, sobretodo posiciones o movimientos que ejerzan tensión adicional sobre las articulaciones afectadas.
• Llevar a cabo actividades para reducir el estrés, como meditación, yoga o tai chi.
• Mantener una alimentación saludable llena de frutas y verduras, las cuales contienen vitaminas y minerales importantes, especialmente vitamina E. Un aporte equilibrado de vitaminas C, D y E es beneficioso para el cartílago. Procurar ingerir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, tales como pescado de agua fría (como el salmón, la caballa y el arenque), la semilla de linaza, la semilla de colza (canola), las semillas de soya, el aceite de soya, las semillas de calabaza y las nueces de nogal.
• Bajar de peso, si tiene sobrepeso. La pérdida de peso puede mejorar enormemente el dolor articular en las piernas y los pies.
• Muchos de los tratamientos a base de hierbas puede servir para aliviar el dolor causado por la osteoartritis. Pide consejo a su farmacéutico para saber cuál es el más adecuado para ti.
 

En caso de persistencia, empeoramiento de los síntomas o efectos secundarios durante el tratamiento, consulte a su médico o pregunte a su farmacéutico.

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-La salud a partir de los 60 años.

-Beneficios del deporte al aire libre