Qué es y cómo tratar la psoriasis

Qué es y cómo tratar la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel, crónica, que suele provocar hinchazón, picor, rojez y/o escamación en la piel. Se trata de una patología muy común en la sociedad, ya que la sufren entre el 1 y el 3% de la población. Suele afectar a determinadas zonas concretas del cuerpo, como cuero cabelludo, rostro, hombros , rodillas, palmas de las manos y palmas de los pies. Sin embargo, también puede manifestarse en otras zonas diferentes.

Causas de la psoriasis

Esta enfermedad está provocada por problemas en el sistema inmunitario. Existen, además, algunos factores que empeoran la psoriasis, como el estrés, el tabaco, el clima, las infecciones o ciertas medicinas. Conviene saber también, que esta enfermedad cutánea tiene ciclos de mejora y empeoramiento a lo largo de la vida de un paciente, y que sus síntomas y grados pueden variar mucho entre una persona y otra.

¿Cómo se trata la psoriasis?

Ya hemos comentado que existen diferentes tipos de psoriasis y que esta enfermedad se manifiesta de una manera muy diferente en unos pacientes y en otros. Por ello, un tratamiento eficaz para alguien puede no serlo tanto para otra persona. Sin embargo, por lo general existen los siguientes tipos de tratamientos:

  • Tratamientos tópicos. Se trata de aplicar en la zona afectada lociones o cremas, cuyo objetivo es reducir la inflamación y aliviar los síntomas.
  • Tratamientos de fototerapia. Consiste en aplicar radiación ultravioleta UVB en la parte del cuerpo con psoriasis.
  • Tratamientos sistémicos. En los casos más severos, se preescriben al paciente medicamentos inmunodepresores, es decir, que inhiben al sistema inmune.
  • Tratamientos combinados. Dependiendo del paciente, se pueden combinar diferentes tipos de tratamientos descritos hasta ahora para crear un tratamiento personalizado y más eficaz.

Hay que tener en cuenta que la psoriasis no suele desaparecer por completo en casi ningún caso, pero aplicar un tratamiento de manera continuada puede reducir, en gran medida, los síntomas.

Además, una alimentación adecuada, cuidar correctamente la piel y llevar una vida tranquila y sin estrés también ayuda en gran medida a no favorecer que la psoriasis incremente su presencia en el paciente afectado.

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico/a Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas haciendo click aquí.